Putin y los desafíos de Rusia contra el fascismo


Presidente de Rusia Vladímir Putin.Hola, hoy comparto con ustedes este comentario de la Periodista Gelsy Rodríguez Rivero a propósito de celebrarse un aniversario más de la Victoria contra el Fascismo.

El día nueve de mayo representa una oda a la vida en el mundo entero. La victoria del Ejército Rojo sobre el fascismo y con ello el Fin de la Segunda Guerra Mundial, debe convertirse 67 años después en un llamado al respeto entre los pueblos, como ha afirmado el recién electo Presidente de Rusia Vladímir Putin.

Tras asumir la presidencia, el mandatario afirmó que su país tiene una gran historia y un futuro que es aún más grande, y que están preparados para los desafíos que tienen por delante, política que sin dudas decide para los próximos años.

Según analistas de temas internacionales, Rusia camina en pos de recuperar su concepto de potencia mundial y el rescate de la ideología de hombre fuerte y mano dura que pone orden en el país, una imagen que Putin ya afianzó con su estilo directo y claro desde que tomó las riendas rusas en diciembre de 1999 cuando Boris Yeltsin dimitió.

El llamado a toda la comunidad internacional a tomar nota de cómo se engendró el fascismo y se respete la soberanía de los estados a fin de evitar que se repita una conflagración mundial, es una muestra de hacia dónde estará dirigida la política rusa, que para nada significa el regreso al socialismo de la antigua Unión Soviética, pero sí evidencia una posición de coexistencia pacífica y desarrollo social y económico tanto interno como externo.

Durante las celebraciones por la derrota de la última resistencia nazi que quedaba en Rusia hace más de seis décadas, Putin dejó clara la moraleja que le dejó al mundo aquella contienda bélica: “La división entre las naciones, los recelos mutuos y la confrontación impidieron evitar la II Guerra Mundial y la humanidad tuvo que pagar por ello un desmesurado precio”.

Esa humanidad tiene que luchar hoy por sus derechos, nos debemos a nosotros mismos la libertad y la responsabilidad de ayudar a construir un mundo de desarrollo, prosperidad, colaboración, donde los gobiernos se preocupen por la gente que les dio su voto y además moldeen un prestigio internacional, como pretenden hacer ahora los rusos con Putin, en continuidad de lo encaminado por Medvedev.

Los desafíos son muchos, no solo para Rusia sino para todo el contexto global en el cual se desenvuelve, con una crisis económica que está consumiendo a toda Europa, con conflictos de intereses y provocaciones en el Medio Oriente y con la competencia y la arrogancia de la mayor potencia mundial, más cuando hablamos de tecnología militar; sin embargo, están dispuestos a enfrentarlos.

Pero también estamos los que defendemos a ultranza la confianza y el optimismo de que hoy surgen gobiernos que piensan en los intereses de la sociedad y en mantener relaciones de respeto con la comunidad internacional, a fin de rendir honor a todos los que impidieron la supremacía fascista hace 67 años, y sobre todo, en honor a los que no queremos volver a vivir esa pesadilla porque la historia nos enseñó a luchar, primero, por la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s